Paso 1

Has elegido el INSTRUMENTO:

Paso 2

Has elegido el COMPOSITOR:



RAVEL, Maurice

Fotografía: RAVEL, Maurice

Ciboure, Basses Pyrénées, 1875 - París, 1937. Maurice Ravel es uno de los compositores más importantes e influyentes del siglo veinte. Aunque con frecuencia se le asocia con Claude Debussy como representante del impresionismo y algunas de sus obras presentan aparentes similitudes, Ravel era poseedor de una voz independiente nacida de su aprecio por una gran variedad de estilos, que incluían el barroco francés, Bach, Mozart, Chopin, folklore tradicional español, y jazz y blues americanos. Su obra, elegante y poéticamente generosa no es extensa en comparación con la de algunos de sus contemporáneos, pero sus composiciones son notorias por su exquisitez y meticulosidad. Destacó especialmente como orquestador, un campo en el que no ha sido superado. Su madre era de origen vasco, hecho que determinó la fascinación que sintió toda su vida por la música española, y su padre era un inventor e ingeniero suizo, seguramente el responsable de su compromiso con la precisión y el trabajo artesanal. A los catorce años ingresó en el Conservatorio de París, donde cursó estudios entre 1889 y 1895, y de 1897 a 1903. Su principal profesor de composición fue Gabriel Fauré. Una de las mayores decepciones de su vida fue no ganar el Premio de Roma a pesar de numerosos intentos. El obstáculo era, obviamente, el conflicto entre el conservadurismo de la administración del Conservatorio y el pensamiento independiente de Ravel, es decir, su vinculación a la vanguardia francesa (Debussy) y su interés en tradiciones extranjeras (Wagner, los nacionalistas rusos, el gamelán balinés). Ya contaba con una reputación como compositor de prestigio por obras como el "Cuarteto de Cuerda" y las piezas para piano "Pavana para una infanta difunta", "Juegos de agua" y la "Sonatina", por lo que el no otorgarle el Premio de Roma en 1905 se consideró tan escandaloso que el director del Conservatorio fue obligado a dimitir. Ravel continuó expresando admiración por la música de Debussy durante toda su vida, pero a medida que su propia reputación crecía durante la primera década del siglo, los celos profesionales mutuos enfriaron su relación personal. En la misma época, cultivó la amistad con Igor Stravinsky. Juntos colaboraron en arreglos para Sergey Diaghilev y se familiarizaron con el trabajo del otro durante la estancia de Stravinsky en París. Entre 1909 y 1912 Ravel compuso Daphnis y Chloé para Diaghilev y los Ballets Rusos. Fue la más extensa y más ambiciosa de sus obras, y es ampliamente reconocida como su obra maestra. Compuso un segundo ballet para Diaghilev, "La Valse", que fue rechazado por el empresario pero acabó convirtiéndose en una de sus obras orquestales más populares. Tras prestar servicio como conductor de ambulancias durante la Primera Guerra Mundial y el fallecimiento de su madre en 1917, su producción disminuyó durante un tiempo. En 1925 la Ópera de Montecarlo estrenó otra de sus obras mayores, la fantasía lírica "L'enfant et les sortilèges", fruto de su colaboración con la escritora Colette. La fascinación de Ravel por el jazz y el blues americanos era cada vez mayor. En 1928, durante una exitosa gira por Norteamérica, conoció a George Gershwin y tuvo la oportunidad de profundizar en su conocimiento del jazz. Algunas de las obras más importantes del último periodo, como la Sonata para violín y piano y el Concierto para piano en sol mayor, reflejan esa influencia. Irónicamente Ravel, que en su juventud había sido rechazado por algunos círculos del medio musical francés por modernista, en sus ú

En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI), te informamos que este portal web acepta el uso de cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. -
Puedes cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.
Política de cookies +