Bach según…¿Leonhardt o Gould?

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

         J. S.Bach escribió para todos los instrumentos que conocía: para los que ya tenían solera, para los que nacían en ese momento y para los “exóticos” que aparecieron destinados a ser perecederos.Si Bach hubiera nacido en 1900 habría escrito, fascinado, música para piano. Pero no nació en 1900, y no conoció el gran piano de cola.

 

Ahora la cuestión es decidir si hay que respetar el instrumento para el que están escritas sus músicas para clave…Porque el clave existe ahora, y las composiciones para clave de Bach se pueden tocar en su instrumento original hoy.

 

 

 

Todos los pianistas comienzan, recorren y terminan sus carreras trabajando el mejor Bach (que es todo) en el piano. Su estudio es esencial, desde el primer año, cuando aún eres un niño, hasta el último, cuando hace años te retiraste del escenario. Mi maestro, el gran Félix Lavilla, ya octogenario, comienza el día con dos horas de Bach.

Los puristas nos dicen ¡Bach, nunca con un piano moderno!. Pero si alguien no era purista, ese era el viejo Bach: Bach era el maestro de la parodia, cientos de veces adaptó su propia música a otros instrumentos o voces.

Los grandes maestros del piano nos aseguran ¡estudia Bach, ahí están  los cimientos!...Pero la música para clave de Bach está escrita para un instrumento que no tiene forte  ni piano, que no permite los ataques técnicos del gran cola…

No hay conflicto, lo que hay es misterio: la música de Bach es tan enorme que supera la sensibilidad concreta del hombre del XVIII para hacerse intemporal, como supera los límites del instrumento que la vio nacer para convertirse en fuente de inspiración y estudio de todas las generaciones posteriores.       

Por eso me convence la fidelidad y el rigor del gran Gustav Leonhardt, dedicada su vida a la búsqueda de la verdad bachiana desde el clave más riguroso.

Por eso acepto la modernidad “audiovisual” de Glenn Gould, al que, además de oír, hay que ver; admiro su profundo estudio mental y su capacidad para acercarse al forte-piano desde un gran cola de tapa abierta.   

Ambos me hacen llegar a las Variaciones Goldberg con la misma intensidad.

Bach inasible.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *
Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>